EL CRISTO DEL SUDOR

La leyenda o la realidad nos cuentan que la imagen del cristo crucificado que se venera en la villa de Calpe, empezó a sudar el día 13 de Marzo de 1682. la tradición nos dice que esta talla fue regalo de San Juan de Ribera (gran coleccionista de obras de arte) que a su vez la había traído de Italia. No sabemos sí San Juan de Ribera trajo el cristo en la visita que realizó a Calpe el día 5 de Febrero de 1580. O, si los calpinos aprovecharon esta visita para hacerle una petición en ese sentido. Como quiera que el beato Ribera fue Arzobispo de Valencia desde 1568 hasta 1611, debió ser antes de terminar su mandato. Lo que nos induce a suponer que el Cristo de la Buena Muerte, como era conocido, llevaba un mínimo de 71 años en la parroquia calpina cuando sucedió el portento o milagro del sudor. Es a partir de esas fechas de 1682 cuando pasa a ser conocido como el Cristo del Sudor.

A continuación trascribimos las palabras publicadas por Vicente Llopis en su libro Calpe de 1947.

El día 13 de marzo de 1682, una mujer que servia en casa de un labrador, observó con gran asombro que la imagen del Cristo sudaba. Se taladró la imagen por la espalda para estudiar la causa de aquel sudor, que reconocieron como milagroso.

No podemos dudar de la veracidad de este hecho, puesto que en nuestro archivo tenemos buena nota de ello.

Acta de la visita pastoral del año 1688, folio 57 vuelto. Dice así: "nótese que en trece días del mes de Marzo, segundo viernes de dicho mes del año del nacimiento de nuestro señor Jesucristo de mil seiscientos ochenta y dos, sucedió el portento tan grande que, a las dos de la tarde, vieron como la santísima imagen del Cristo que está en dicha y presente iglesia de dicha villa de Calpe estaba sudando copiosamente y así mismo vertiendo lagrimas (agua) ; se convocó y juntos todos los vecinos de dicha villa, vieron ser verdad y llamaron de Benisa un Notario, que fue Gaspar Cabrera y vino el Gobernador Pablo Ramos y vieron ser verdad lo que se les avisaba. Y habiéndole enjuagado el sudor y lagrimas con unos corporales, volvió a sudar y llorar de la misma manera de antes, de que recibió auto. Y repitieron el enjuagarle por tres veces, recibiendo en cada una auto y en todas perseveró el sudor y lagrimas. Y habiendo estado en custodia, perseveró hasta el día domingo 15 de dicho mes y año. Y habiendo dado razón al Excelentísimo Señor don Fray Juan Thomás de Rocaberti por la gracia de Dios Arzobispo de Valencia, del Consejo de su Majestad, despachó comisión al Doctor Pedro Trilles, Pavorde de Javea, para que recibiera información sumaria por dichos testigos fidedignos y habiéndole hecho por su notario Hipólito Crespo, constó ser cierto, de que se dio aviso a su Excelencia dicho señor Arzobispo, que como de todo, más largamente consta en dicha información, que para en poder de dicho Hipólito Crespo, Notario de Benisa.

Esta es la tradición escrita y oral que nos ha llegado a través de generaciones de calpinos. Hace poco, nuestro buen amigo José L. Luri nos trajo del archivo de los Orduña de Guadalets nueva información que corrobora el hecho del sudor y de los corporales del Cristo de Calpe y que por su interés transcribimos.

 En el listado de reliquias en poder de los Orduña consta un párrafo que transcribimos a continuación; Un pedazo de corporal del que limpiaron el sudor al Sto Christo de Calpe, Reyno de Valencia, y me lo dió el Excmo. Sr. D. Juachim de Palafox, Marques de Ariza cuando murió su esposa mi Sra. Dª Rosa de Guzman, año 1731, y fue el que en dicha villa le regalaron a sus Excelentísimos Padres cuando estuvieron a visitar la Santa Imagen.

En vista de lo esclarecedor de este documento, tenemos nuestras dudas de quien realmente se llevó o parte de los corporales de Calpe o bien el corporal entero. Juachim de Palafox i Centurión nace en Marzo de 1697. Hijo de Juan A. de Palafox i Zuñiga (31/Julio/1674) casado con Francisca Josefa Centurión de Córdoba i Mejia, contraen matrimonio el día 4 de Septiembre de 1695. Lógicamente, vendrían por Calpe con posterioridad a esta fecha.

La festividad del segundo viernes de Marzo ha venido celebrándose con gran solemnidad hasta los años cincuenta del pasado siglo. Siendo sustituida progresivamente por la del 22 de Octubre, en recuerdo del ataque sufrido ese día de 1744 por parte de los corsarios berberiscos.

A finales de 1935, en una reunión celebrada en la farmacia de Genaro Calatayud surgió la idea por parte del cura párroco Francisco Sendra, de hacer un himno para el cristo. Enrique Cardona, poeta y periodista, se encargaría de hacer la letra y Genaro Calatayud de la música. Así fue como se confeccionó este precioso himno dedicado al Cristo del Sudor.

A los aproximadamente, 325 años de presidir la capilla de nuestra parroquia, el día 13 de Agosto de 1936 la venerada imagen del Cristo del Sudor fue pasto de las llamas en la colina de la ermita del Salvador. Unos ignorantes destruyeron su preciosa talla.

El día 21 de Octubre de 1939 Miguel Roselló y Pedro Jaime Avargues regalan la imagen que fue bendecida con gran fervor popular. Esta imagen es obra del escultor Mulet de Gata.

El 9 de Octubre de 1949 toma posesión de la alcaldía de Calpe, el medico José Ramón Bernabeu. Ese mismo día nombra al Cristo del Sudor Alcalde Mayor Perpetuo.

Aunque canónicamente la patrona de Calpe es la Virgen de las Nieves, tradicionalmente los calpinos hemos adoptado como patrón al Cristo del Sudor. Así como consta en su himno.."Viva. Viva. Mientras Calpe exista".

 

Andrés Ortolá Tomás

Nota. Este artículo puede ser modificado en el futuro a expensas de nueva información.